Descargar gratis Los bandos de verona

Los bandos de verona Resultados De BúSqueda

Editor: Linkgua; EdicióN: 1

Vistas de página: 3722

ISBN 13: 978-8498160345

Número de descargas: 2391 times

ISBN: 8498160340

Autor: Resultados De BúSqueda

Titulo del libro: Los bandos de verona

Última descarga hace 19 días

Fecha de lanzamiento: 1.01.2014

No pague por algo que es gratuito. En esta página puede obtener cualquier libroLos bandos de verona con su correspondiente autor Resultados De BúSqueda de manera totalmente gratuita. Lo mejor es que los libros están disponibles en varios formatos como PDF y EPUB.







Epub gratis Los bandos de verona descargar libro

Leer en línea

Descargar PDF

Descargar EPUB






Lea la descripción completa del libro

Francisco de Rojas Zorrilla (Toledo, 1607-Madrid, 1648). España. Hijo de un militar toledano de origen judío, nació el 4 de octubre de 1607. Estudió en Salamanca y luego se trasladó a Madrid, donde vivió el resto de su vida. Fue uno de los poetas más encumbrados de la corte de Felipe IV. Y en 1645 obtuvo, por intervención del rey, el hábito de Santiago. Empezó a escribir en 1632, junto a Pérez Montalbán y Calderón de la Barca, la tragedia El monstruo de la fortuna. Más tarde colaboró también con Vélez de Guevara, Mira de Amescua y otros autores. Felipe IV protegió a Rojas y pronto las comedias de éste fueron a palacio; su sátira contra sus colegas fue tan dura al parecer que alguno de los ofendidos o algún matón a sueldo le dio varias cuchilladas que casi lo matan. En 1640, y para el estreno de un nuevo teatro construido con todo lujo, compuso por encargo la comedia Los bandos de Verona. El monarca, satisfecho con el dramaturgo, se empeñó en concederle el hábito de Santiago: las primeras informaciones no probaron ni su hidalguía ni su limpieza de sangre, antes bien, la empañaron; pero una segunda investigación que tuvo por escribano a Quevedo, mereció el placer y fue confirmado en el hábito (1643). En 1644, desolado el monarca por la muerte de su esposa Isabel de Borbón y poco más tarde por la de su hijo, ordenó clausurar los teatros, que no se abrirían ya en vida de Rojas Zorrilla, muerto en Madrid el 23 de enero de 1648.